Tequila bares Bogotá – Sabor y tradición mexicana

Rumba, música, comida, tequila bares Bogotá es la combinación perfecta para una noche de diversión y derroche. Sí, esa bebida especial que tanta tradición guarda en las latitudes mexicanas se ha internacionalizado y no es raro verla en cualquier fiesta o celebración, junto a otros licores como el ron, el whisky, el vino, la cerveza, el vodka, entre otras.

El poder degustar de un delicioso tequila es tener la oportunidad de transitar por la bella tierra norteña de los meros cuates y entender el porqué, esta bebida catalogada como mágica para quien la prueba, representa para los mexicanos su cultura y tradición. En efecto, es evidente relacionar este aguardiente propio del país, con el acervo de costumbres tan reconocidas en el mundo entero.

No obstante, existe otra importante bebida muy autóctona de esta región del norte y Centroamérica, conocida como mezcal; y aunque pueden parecer que son lo mismo, tanto el tequila como la antes mencionada, poseen una notable diferencia: su procedencia.

El mezcal se produce a partir de las tres distintas variedades de Agave: el potatorum, el angustifolia haw y el esperrima jacobi. Mientras que el legendario Tequila se elabora enteramente de la diversidad de Agave: Tequilana weber o conocido comúnmente como el Agave Azul.

Ahora bien, indiquemos rápidamente donde apareció esta bebida ancestral. El tequila es oriundo del estado de Jalisco, específicamente del municipio de nombre homónimo al del licor. En el siglo XVI, según cuenta la tradición, como consecuencia de una inesperada tormenta eléctrica, un gran rayo causó un incendio voraz. Al extinguirse, provocó el calentamiento de los frutos de agave y así, de la evaporación resultante, emergió una inadvertida, atractiva y exquisita miel dulce de inigualable aroma.

Los aborígenes permitieron la fermentación de esa curiosa miel o melaza y al probarla y luego beberla sin control, sintieron los efectos de embriaguez y relajación que producía al instante. A todo ello lo interpretaron como una ofrenda de sus dioses. De allí en adelante fue esta bebida la representación misma de la cultura mexicana, la cual hasta el día de hoy sigue siendo la preferida de propios y extraños.

Deja un comentario