Reparar tablet cuando no carga

Una de las quejas bastante frecuente de los usuarios de las tablets y smartphones es la poca duración de las baterías, las cuales han de ser cargadas con una frecuencia muy superior a los antiguos móviles. Pero a veces, la poca duración de éstas no se debe a su rendimiento de fábrica, sino a daños que requieren el servicio de reparar tablet o el móvil.

Hay que aceptar el hecho de que en la medida en que descarguemos y ejecutemos aplicaciones, la utilicemos para controlar los automatismos del hogar y hagamos uso de la conexión a internet, la batería de nuestra tablet durará menos.

Sin embargo, hay que saber notar si cuando la batería dura menos de lo habitual, se sobrecalienta alarmantemente durante el proceso de carga o peor, no carga en lo absoluto, es motivado al cargador, a la batería, circuitos internos de la tablet o al pin de carga.

Detectar algunos de estos problemas es posible sin tener que ser expertos tecnológicos, porque se trata de daños perceptibles a través del uso de los sentidos. No obstante, estar en la capacidad de reconocer una avería no es igual a poder resolverla, por eso es importante ante cualquier problema, consultar con un especialista.

El diagnóstico

Como se dijo anteriormente, el problema de carga puede tener origen en diversas áreas de la tablet, saber diagnosticar dónde está la causa o al menos poder descartar algunos factores, es de gran ayuda al momento de elegir el lugar donde la llevarás a reparar. He aquí algunos tips para ello:

  • Batería: Para saber si el origen está en la batería, lo primero que debes hacer es sacarla y revisar si alguno de los contactos está dañado o si la misma presenta una forma irregular, generalmente se hincha. Si no presenta ninguna de estas averías, intentar probarla en otra tablet, esto te sacará de dudas.
  • Cargador: Para saber si el problema es el cargador, la solución es probarlo en otro equipo. Es importante tener en cuenta que si se trata de cargadores compuestos por un adaptador y un cable USB la prueba ha de realizarse por separado.

Si la batería o el cargador están dañados, la solución es sustituirlos. Pero si éste no es el caso y por tanto, el problema tiene su origen en los circuitos o pin de carga de la tablet, lo más idóneo es llevarla a reparar y evitar cualquier experimento casero que consigas en internet, porque pocas veces terminan bien.

Un buen consejo que no puedes pasar por alto es aprovechar al máximo al experto reparador de la tablet. Ahorrarás mucho tiempo y dinero si le solicitas información sobre cómo prevenir alguno de estos daños, utilizarla adecuadamente y hacer labores mantenimiento.

 automatismos

Deja un comentario