Fundas nórdicas niños para habitaciones con estilo

No importa si es invierno o verano, las fundas nórdicas niños son una excelente opción para vestir la cama de tus pequeños durante el día y cubrirlos a la hora de dormir.  Sus diseños son verdaderamente atractivos, con colores llamativos y temáticas divertidas, y lo mejor de todo es que también pueden encontrarse con superhéroes y personajes de la televisión.

En cuanto a sus propiedades solo destacan cualidades. Son hipoalergénicas, lavables, ligeras, cálidas y transpiran muy bien, esto hace que se mantengan como nuevas a pesar de su uso; además, su relleno, conocido con el nombre de nórdico, es removible e intercambiable, incluso puede ser comprado por separado y del grosor que se prefiera, lo que permite su uso en cualquier época del año.

La economía y el estilo son dos temas que van de la mano al hablar de fundas nórdicas, pues aportan personalidad a la habitación por un coste inferior a la ropa de cama tradicional, ya que solo necesitan de una sábana bajera y la almohada para dejar la habitación de punta en blanco.Esto significa que los pesados edredones quedaron atrás para dar paso a estas piezas que cada día son más buscadas por grandes y chicos.

Preferidas entre niños

Para los consentidos de la casa es un placer dormir bajo una funda nórdica,ya que esta lo mantiene calentito durante toda la noche, pero sin hacerlo sudar; además, le permite moverse con gran comodidad, pues su diseño es adaptable al cuerpo. Pero el encanto no acaba allí, cuando llega el día, la pieza es tan ligera que el niño puede estirarla y vestir su cama en unos pocos minutos y sin la ayudad de ningún adulto.

En tus tiendas favoritas

Las fundas nórdicas son muy fáciles de conseguir, seguro en cualquier tienda del hogar puedes encontrarlas sin problema, pero si el tiempo no te lo permite podrás buscar en Internet el modelo que más te guste, incluso con la ayuda de tu pequeño, añadirla al carrito de compras, pagar en línea y hacer que la envíen a casa.

Deja un comentario