El gato hidráulico, gran ayuda con poco esfuerzo

Hace poco más de 350 años atrás Blaise Pascal hizo una contribución importante a la ciencia con sus investigaciones respecto a los fluidos y presiones, lo que le permitió enunciar lo que ahora conocemos como el Principio de Pascal. Las aplicaciones basadas en este descubrimiento han sido incontables, pero el dispositivo más conocido es el gato hidráulico con el cual es posible elevar cargas muy pesadas realizando un esfuerzo pequeño.

Esta función ha sido de gran utilidad en muchas áreas especialmente en la mecánica automotriz, donde con frecuencia se hace necesario levantar objetos pesados, empezando por los vehículos que llegan a pesar alrededor de una tonelada, así mismo se han diseñado otras adaptaciones para cada necesidad, por ejemplo plumas para levantar motores y elevadores de coches, las cuales se basan en la misma tecnología hidráulica.

Cuando se tiene un fluido incompresible y se le suministra una fuerza, es decir, se aplica presión en un área determinada, ésta a su vez se transmite proporcionalmente en todas las direcciones. En este sentido, se puede usar las leyes de la física a nuestro favor y con un simple balance de energías es factible dimensionar un sistema que necesite poco esfuerzo para que la fuerza resultante sea suficiente para ejecutar el trabajo deseado.

El caso específico del gato hidráulico se ha convertido en una máquina elemental dentro del taller mecánico. Éste es un dispositivo de accionamiento manual, sin embargo, existen variaciones, algunos poseen una palanca y otros una manivela. Por lo general, el fluido de trabajo es un aceite que se desplaza a través de cilindros, uno grande y uno pequeño, ejerciendo presión manualmente sobre estos, lo que trae como consecuencia que el brazo del gato se eleve.

Toda persona que use activamente un coche debería tener entre sus instrumentos asociados al vehículo un gato hidráulico, ya que al momento de una emergencia como sustituir los neumáticos o realizar una revisión bajo el coche, es preciso elevarlo para ejecutar la tarea con mayor comodidad y de forma más segura y efectiva. No obstante, antes de escoger un gato es mejor consultar con asesores expertos capaces de identificar el gato hidráulico adecuado para levantar un peso específico.

Gato hidraulico

gato hidraulico

 

Deja un comentario