¿Cuándo puede reclamarse una Pensión Compensatoria Divorcio?

Pese a haber situaciones que se escapan de los fines del derecho, el objetivo de este no deja de ser garantizar el orden en la sociedad basado en los principios de justicia y equidad. Aplicar esta premisa al caso concreto de un divorcio, a veces se traduce en la concesión de una  pensión compensatoria divorcio.

Esto es una forma de retribución económica que recibe uno de los ex cónyuges cuando se evidencia que, como resultado del divorcio, se genera un agravado desequilibrio en su situación económica, requiriendo de una ayuda especial mientras se estabiliza.

No obstante, como el fin de la norma es lograr la justicia, ésta sola circunstancia no basta para que pueda pedirse el reconocimiento de este derecho. De ser así, sería muy sencillo para una u otra parte simular esta condición en provecho propio y en perjuicio de su ex cónyuge.pensión compensatoria divorcio

¿Cuáles circunstancias se tienen en cuenta?

Es importante tener en cuenta que las particularidades de un divorcio hacen imposible enmarcar de forma expresa y absoluta las diversas situaciones que pueden causar un desequilibrio económico en alguna de las partes.

Sin embargo, el paso del tiempo y el establecimiento de precedentes permiten mencionar las condiciones que de acuerdo a la ley, los jueces valoran al momento de otorgar esta medida excepcional:

  • Edad y estado de salud: Porque las posibilidades de ingresar al campo laboral se limitan al llegar a cierta edad y adicionalmente, algunas enfermedades incapacitan a la persona para ejercer cualquier tipo de actividad.
  • La custodia: Quien obtenga la custodia del o los hijos, evidentemente asumirá una mayor carga económica. Generalmente se da el caso de que la madre, que había abandonado el campo laboral para atender el hogar, es quien asume la custodia, esta situación es especialmente valorada al otorgar la pensión.
  • Nuevas obligaciones o gastos: Como consecuencia del divorcio, una de las partes se queda sin vivienda, esta situación de desamparo también es valorada.

 

De igual forma, para garantizar una decisión justa, la cuantía será diferente según las particularidades de cada caso; la evaluación del juez en virtud de los datos aportados por las partes, será la que defina dicha cantidad.

Tampoco se trata de un derecho permanente, la pensión compensatoria se extingue una vez verificado el cese de la situación que dio lugar a su reconocimiento.

No debe olvidarse que cada caso es diferente y particular, por eso será su abogado el que una vez estudiado el caso le aconseje la forma más idónea de proceder.

Y por último, no se deje engañar por algunas estrategias de marketing jurídico de algunos abogados inexpertos en el tema, asegúrese de contratar a un verdadero especialista en derecho familiar y divorcios.

Deja un comentario