¿Cómo me convencí de acudir a terapias alternativas?

Nunca había creído en las terapias alternativas, cuando me hablaban de métodos así yo alzaba la ceja pensando que no servían de nada.

Mi amiga era muy dada a ir terapias alternativas para tratar males que le salían problemas de repente, me hablaba mucho de Bienestar 360.

Me invitó una vez porque le dije que tenía problemas de insomnio. Me dijo que había la posibilidad de que en Bienestar 360 podíamos encontrar una solución.

Me costó trabajo convencerme de acudir a terapias alternativas

Le costó mucho trabajo convencerme, pero nunca me cerré a la posibilidad de acudir y ver qué pasaba. La verdad es que ya me desesperaba de no poder dormir.

Investigué qué eran las terapias alternativas y vi que eran una opción muy socorrida por muchas personas, lo que me aumentó un poco la confianza.

De entre todas las terapias alternativas, me sugirieron la hipnosis porque eso podría relajarme más y así mejoraría la calidad del sueño.

Las terapias alternativas me funcionaron en Bienestar 360

Nunca había ido a un centro holístico como en Bienestar 360, no sabía qué esperar y ni siquiera sabía si lo que estaba haciendo me iba funcionar.

Pero gracias a lo que había investigado antes, fui con confianza de que las cosas iban a salir bien y no me equivoqué afortunadamente.

Entendí que las terapias alternativas pueden funcionar, no es mentira total. La verdad es que desde la hipnosis, las noches me pasan con más tranquilidad.

Aunque me cuesta trabajo creerlo, no tengo razones para decir que las terapias alternativas no funcionan. Yo quería dormir mejor y después de Bienestar 360 lo conseguí, no puedo dudar así.

Deja un comentario