Cómo calcular el catering para tu boda

La planificación de un matrimonio depende de dos aspectos básicos: tiempo y dinero. En el caso del primero, la solución es fácil porque solo se necesita elegir el momento indicado para hacer todo con suficiente antelación. Pero el segundo punto es el que más preocupa a los novios, sobre todo, porque el catering suele ser uno de los asuntos más costosos, aunque hay empresas que ofrecen presupuestos inigualables.

catering

Precisamente, este elemento es uno de los más delicados porque se puede pecar en gastar demasiado dinero y perder comida o, por el contrario, no haber invertido lo suficiente para que los invitados quedaran satisfechos. El primer escenario afectará, en especial, al bolsillo de los novios; mientras que la otra opción solo incitará a los presentes a hacer comentarios negativos, a pesar de que el resto de la fiesta haya sido como un sueño.

Todo esto plantea un panorama complejo, casi imposible de superar. Sin embargo, solo debe imaginar que está superando una de las pruebas de humor amarillo Zaragoza, para poder resolver cada una de las dificultades que se presenten con la mayor fuerza, agilidad, inteligencia y optimismo.

A continuación, conozca cómo hacer para evitar cualquiera de estas posibilidades y sacar el máximo provecho a su catering, teniendo en cuenta el tipo de banquete que desea ofrecer en su fiesta:

  • Carnes: aproximadamente, se calcula entre 175 y 250 gramos por persona.
  • Aves: depende del tamaño de la pieza, pero suele servirse entre 300 y 350 gramos.
  • Pescado: si es una pieza limpia, unos 200 ó 275 gramos; o si es entera, entre 350 y 450 gramos.
  • Arroz: si se sirve acompañado, unos 125 gramos; y entre 200 y 250 gramos si viene solo.
  • Frutas: una por persona en el caso de las frutas pequeñas como las naranjas, manzanas, peras, duraznos, kiwi; entre otras; mientras que las más grandes, se pueden repartir entre 4 ó 5 personas.
  • Postres: va a depender del tipo de dulce. Se estima que sean entre 75 y 125 gramos por invitado.

En cuanto a la cantidad de copas o bebidas por invitado, se puede ofrecer lo siguiente:

  • Vino para acompañar la comida, especialmente, las carnes: una botella para 2 ó 3 personas.
  • Vino para los aperitivos: una botella de vino blanco de su preferencia es suficiente para 4 ó 5 personas.
  • Whisky: por lo general, si se sirve solo, es perfecto para 7 ó 9 invitados.
  • Champán: bastará para 5 ó 6 comensales.
  • Agua: dos botellas por cabeza como mínimo.

Con el asesoramiento de un personal especializado podrá hacer el cálculo estimado de alimentos que se van a repartir, sin tener que despilfarrar dinero o causar molestias en los presentes. Solicite la ayuda y garantice la satisfacción de todos sus invitados.

Deja un comentario